Posicionamiento Web

El posicionamiento web es un trabajo que está en boca de todas las empresas digitalizadas. Y no es para menos, ya que cada vez más se convierte en una necesidad que todas deben trabajar.

La principal ventaja que te va a dar tener un buen posicionamiento web es poder llegar a tus clientes gracias a buscadores como Google, adelantando a la competencia gracias a un trabajo bien hecho.

Por ejemplo, si alguien busca “peluquería en Madrid”, que tu negocio sea el primero listado en los resultados orgánicos. No obstante, esto se puede extrapolar a cualquier temática o proyecto, ya sea local, nacional o internacional.

Focalización en el público objetivo

Una de las cosas que debes aprovechar del SEO es su capacidad de poder aparecer en tu público objetivo. Para que esto se realice de una manera eficaz debes ser capaz de indagar en las palabras clave que realmente inquieten a tus clientes o futuros consumidores.

Uno de los errores más comunes en blog, por ejemplo, es hablar demasiado de la información corporativa y no centrarse en la parte de captación de tráfico cualificado. Esto es, encontrar la forma de no solo fidelizar, sino de atraer público nuevo que tenga consultas relacionadas con el negocio.

Visión a largo plazo

Si hay que mentalizarse de algo cuando empezamos a optimizar nuestra página web es que no se trata de algo que nos beneficie del día a la mañana (o, al menos, no en muchos casos).

Hay que ser pacientes, hacer las cosas bien, y los beneficios llegarán progresivamente con las actualizaciones y rastreos de Google.

Tener una estrategia de SEO te permitirá, justamente, ver un incremento de tu visibilidad online con el paso del tiempo. Existen herramientas como SEMrush, Sistrix o Ahrefs que ofrecen una visibilidad basada en sus propios algoritmos y fórmulas matemáticas, pero tenemos alternativas oficiales de Google como Analytics o Search Console que también ofrecen datos valiosos sobre los que evaluar el histórico de cambios.

No dependemos de los pagos

Frente a las campañas de AdWords (SEM), en el SEO pagamos por acciones que repercuten en el desempeño de nuestra web y no pagamos por los clics o impresiones.

Todo el tráfico que recibamos gracias al buen posicionamiento y las acciones realizadas no tendrá un coste añadido.

Un mejor SEO provoca mejores conversiones

Si hablamos del SEO en términos generales, como todas las optimizaciones que esto conlleva, encontramos aspectos relacionados con la experiencia de usuario.

Tener un menú intuitivo, jerarquizar correctamente la arquitectura y la información, distribuir la fuerza de las keywords con los diferentes etiquetados, aumentar el tiempo de permanencia y provocar una atracción positiva hacia el diseño, entre otros.

No solo apareces, sino que destacas y logras que el usuario tenga una experiencia agradable en tu web.

Estar en Internet hoy en día no sirve de nada. Frente a la infoxicación a la que se enfrentan los usuarios, debes ser capaz de dar una respuesta que ningún otro ha ofrecido y con la mejor calidad posible.

Gracias al posicionamiento web, Google sabrá valorar tu trabajo correctamente y podrás destacar en los resultados de búsqueda. Los clics y las visitas, serán para ti.